“El fraude de los influencers: todo vale por llamar la atención”.

Desde hace un tiempo hasta hoy, hemos visto como la forma de trabajar y vender han tenido un vuelco en 180º, aún más si consideramos que un alto porcentaje de las marcas invierten parte importante de su presupuesto de marketing en canales digitales como su principal plataforma.

Dentro de estos “nuevos medios”, el que más ha causado polémica ha sido la utilización de los llamados “influencers” – personas con grandes seguidores en las redes sociales cuyos gustos en bienes y servicios de consumo son muy apreciados por sus fanáticos – como principales rostros de de marcas, principalmente a través de Instagram. Si bien es un terreno publicitario muy atractivo, se vuelve muy peligroso debido a una mala práctica: los falsos influencers.

Diferentes sitios web, como follows.com, mrpopular.net e instaboostgram.com, ofrecen a través del pago de una membresía, la posibilidad a quien desee de comprar seguidores, aumentar su exposición, y convertirse en un “influencer”.

Según una nueva investigación de la firma Cheq, este fraude, incluida la compra de falsos seguidores y la creación de cuentas falsas, le cueste a las empresas alrededor de USD$1.3 billones este año. Y esto no queda ahí.

De acuerdo a Mediakix, las empresas gastan aproximadamente USD$8.5 billones anuales en presupuesto para conseguir personas influyentes; en un buen día, aproximadamente el 15% del presupuesto corporativo se pierde por fraude, ya que no siempre las cuentas tienen tantos seguidores reales como afirman.

Por poner un ejemplo, los “mega influenciados”, cuyo número de seguidores son millones, pueden ganar hasta USD$250,000 por publicación en una red social, de los cuales USD$37,500 se pierden por fraude. La continuidad de esta práctica de manera desenfrenada, ha provocado que la confianza de las compañías en los influencers y el marketing de influencers, se haya visto en jaque.

¿Frente a este panorama que pueden hacer las empresas? Los expertos del área recomiendan que las plataformas de Redes Sociales automaticen sus procesos de investigación de antecedentes, y crear tecnología que pueda ser capaz de encontrar cuentas falsas de manera autónoma y desactivarlas.

No Comments

Post A Comment