El futuro tiene cara de reptil

Durante mi vida he programado en muchos lenguajes, los cuales nunca me gustaron al 100%. Entre estos incluyo desde Pascal hasta Java, pasando por Visual Basic y PHP y en todos siempre hubo algo que no me gustó, pero el año pasado decidí probar Python y me sorprendió gratamente.

Python es un lenguaje de programación multi paradigma, es decir una especie de navaja suiza para el mundo de la programación y admite programación orientada a objetos, programación estructurada y patrones de programación funcional, entre otros.

Esto hace que sea el lenguaje ideal si quieres aprender un lenguaje que sirva bien para todo, desde la extracción de datos hasta la construcción de un sitio web y la ejecución de sistemas integrados, todo en un solo lenguaje unificado. Y más aún, Python tiene reglas de sintaxis que te obligan a ser ordenado y escribir código limpio.

Esto ha hecho que su popularidad haya subido mucho, porque sabiendo un lenguaje puedes ser desde un desarrollador de sitios web a dedicarte al análisis de data y a la inteligencia artificial.

Frameworks como Django para la web o Flask para el desarrollo de APIs REST son cada vez más usados. De igual forma, herramientas como Anaconda con Spyder lo hace ideal para el análisis de data o para inteligencia artificial. También existen herramientas para hacer paralelismo para análisis de Big Data con Dask, lo cual permite analizar muchos datos de maneras muy económicas.

Mención aparte tienen las magníficas librerías de Pandas, según mi opinión mejor que el SQL, y Numpy para la gestión de estructuras de datos en análisis de data.

También Python es ideal para enseñarlo a niños. Perssonalmente recomiendo hacerlo con Spyder.

Por esto y mucho más según mi opinión, el lenguaje del Big Data y todo lo demás tiene cara de reptil.

No Comments

Post A Comment