Fraude digital: Silencioso pero pernicioso

Cuando las empresas utilizan sus presupuestos en diversas campañas de marketing digital, se cree que la inversión realizada está entregando una mejora. Esto ya que Google asegura mayores tasas de conversión, medición de rendimiento de manera constante, y más. Si bien las empresas obtienen mejoras notorias, simultáneamente generan pérdidas altísimas en sus presupuestos, producto del fraude digital. Esto es difícil de detectar debido a que Google no informa claramente del tema, por lo tanto, las campañas indican números limpios. También hay que considerar el trabajo que hacen los engañadores en este tema, los cuales muchos son verdaderos profesionales.

La empresa sin fines de lucro GDI (Global Disinformation Index) generó un reporte acerca de la cantidad de dinero que pierden las compañías al invertir en publicidad digital; apareciendo en sitios que desinforman ( 20.000 sitios estudiados) y los datos son desconcertantes.

Según el estudio, en la industria se genera una pérdida de 235 millones de dólares al año únicamente por publicidad que termina en dominios que han sido catalogados como desinformadores (siendo esta una pequeña muestra, los números son inimaginablemente más altos). Además, Google a pesar de tener la cuota de mercado más alta (70%), también es quien más dinero paga a dominios que desinforman.

El estudio también analizó cómo sólo un dominio (abcnews.com.co) versión falsa de ABC News, obtiene utilidades por 500.000 dólares en seis meses, mostrando anuncios de empresas grandes y conocidas como Audi entre otras. Lo increíble de esto, es que además de destruir el presupuesto de las empresas, también le generan una pésima reputación a las compañías por el hecho de aparecer en sitios que se dedican netamente a desinformar, generando así un fenómeno muy contraproducente. Esto sólo midiendo Costo por mil impresiones (CPM) y no mide el Costo por click (CPC), por lo tanto, los números son incomprensiblemente mayores.

No hay que caer en la ingenuidad de creer que las campañas de marketing digital están funcionando a la perfección sólo por el hecho de estar pagándole a una empresa respetada globalmente como Google. Siempre que hay dinero involucrado, existe la posibilidad de fraude. Los datos no mienten, y en base a ellos es posible sostener que todos son víctima en cierto grado de la estafa digital.

Fuente: https://disinformationindex.org/wp-content/uploads/2019/09/GDI_Ad-tech_Report_Screen_AW16.pdf

No Comments

Post A Comment