La oscuridad de los datos

Cada vez que ingresas tus datos en diversos sitios web, estás expuesto a ser víctima de fraude digital. Esto ya que este tipo de estafas tiene variados métodos y objetivos. Algunos bastante creativos, y otros no tanto. En este caso, la gran mayoría de los datos de las personas son constantemente ofrecidos en la “web oscura”. Así, dependiendo de las características, la calidad y las acciones que se pueden realizar con estos datos, se fijan precios individuales para cada puñado de datos.

El sitio “privacyaustralia.net” realizó una investigación acerca de la venta de datos personales en la “web oscura”, y lograron obtener información bastante interesante. Dentro de los productos que se ofrecen con mayor frecuencia en el mercado, lideran los datos de las tarjetas de créditos. Además, las claves de las cuentas de Instagram y/o Facebook se están volviendo cada vez más valiosas. Los precios en general varían mucho dependiendo de la dificultad para los estafadores en robar los datos. Por lo tanto, los pasaportes pasan a ser un producto premium con precios que fluctúan entre mil a mil quinientos dólares, mientras que otros datos más simples como una licencia de conducir puede costar aproximadamente diez dólares.

Otro producto que cada vez es más preciado, son las contraseñas genéricas de los usuarios. Esto porque los malhechores comprendieron que las personas utilizan la misma clave para todas sus cuentas, por lo tanto, muchos sitios poco confiables hoy en día exigen la creación de un usuario para utilizar sus servicios.

 

Una buena manera de evitar el hurto de claves genéricas es claramente utilizando contraseñas distintas en los servicios utilizados, también asegurarse de crear contraseñas que sean difíciles de descifrar para los. Teniendo en cuenta que hoy no existe ninguna fiscalización contra el fraude digital, y que tampoco existirá en un futuro próximo, lo mejor es protegerse y estar preparado ante esto.

 

https://privacyaustralia.net/dark-web-personal-data/

 

 

No Comments

Post A Comment